My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

sábado, 5 de abril de 2008

El rostro pétreo de Hollywood

Ha muerto Charlton Heston. Como en la novela de Agatha Christie, ¡qué vacío queda el cine de Hollywood!. Hace tan poco que se nos fue Richard Widmark. De uno a uno, van desapareciendo de la escena terrenal. Por mi parte, Hollywood morirá cuando lo hagan Newman y Liz.

El Cid, Marco Antonio, Moisés, Miguel Ángel, todos estos grandes de la Historia se reencarnaron en el rostro pétreo de Hollywood que fue el gran actor Charlton Heston, grande de presencia física y de vozarrón, grande de la escena llamado a interpretar grandes gestas, de históricos y de ficticios personajes, pero todos ellos de otro mundo. Mayor Benson, Christopher Leiningen capaz de luchar sólo con la marabunta; el astronauta George Taylor, en El Planeta de los simios y Judá Ben Hur, vencedor de la carrera de cuádrigas más vibrante que jamás se viera en un circo romano. Ganó un Oscar en la multipremiada película de William Wyler.

Todo en Heston era grandilocuente. Musculoso, fornido, de enérgica voz y ademanes. Tan testosterónico como Rock Hudson pero derrochando mayores dosis de rudeza y la llamada hombría. La sensualidad de la carne y el carisma del espíritu lograban ser una amalgama con él unirse en sus heroicos e inovidables personajes. Como él mismo decía, "tengo una cara que es de otro tiempo". Si bien sus dotes interpretativas eran justitas resultó convincente en esa galería de personajes inolvidables que interpretó y fallidas o en todo caso carente, como bien decían, en Sed de mal, de Welles, en El mayor espectáculo del mundo, de Cecil B. De Mille o en Aeropuerto, producciones menores pero muy efectistas.

En los 80 llegó a nuevas generaciones como patriarca televisivo de Los Colby y en el 2000 como presidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), en la entrevista que le hiciera Michael Moore en su documental Bowling for Columbine. Aunque en los 60 no sólo apoyara a Kennedy sino que se manifestó acompañando a Martin Luther King (40 aniversario reciente) en la marcha por los derechos civiles.

Ya ven, un hombre que no sabía lo que era el témino medio ni la mediocridad; miembro también del exquisito club de matrimonios intemporales de Hollywood y desde luego indiscutible icono del cine.

3 Comments:

Frank said...

Hola, hacía siglos que no me pasaba por el blog por ontonomasia del cine.
Ahora que ha muerto Heston, me ha entrado ganas de volver a ver Ben-Hur y el Planeta de los Simios, quizás porque las vi de muy pequeño y me gustaría volver a verlas.
Un saludo de nuevo
Frank

miguel said...

Hola,hacía unos días que no te decía nada.Me ha alegrado ver que recuerdas la participación de Charlton Heston en las manifestaciones de Luther King,además de su forma de haber conseguido que se realizarán grandes películas que estuvieron a punto de no hacerse gracias al apoyo que prestró a sus directores puestos en duda por los estudios.Pero vamos,tuvo que llegar Michael Moore y borrar 50 años de historia con un material claramente manipulado y recortado,en el que Heston parecía amigo íntimo de Adolf.En fin,esperemos que no sea esa la imagen que quede de El Cid,jeje,pero no soy optimista en este sentido:cientos de jovenes ya ponen en la misma vitrina de "genocidas" de derechas a Bush y a Heston(cualquier día entrará también en la lista Lincoln,cuestiones de partido).
Así pues,un saludo,buena entrada.

ZINQUIRILLA said...

Holas!

Pluralizo porque me alegro de leeros again.

Con El Planeta de los Simios me pasa algo parecido, que la vi hace mucho tiempo.

Y sí, la entrevista del barriobajero Moore fue pelín tramposa.

De todas maneras Heston, como actor (y con su físico) nunca fue de mis prefes.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla