My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

martes, 22 de enero de 2008

Adiós, vaquero


Desde tu Australia natal y teniendo que explicar el por qué de tu raro nombre, te hacías un hueco en Hollywood. Sin despuntar. Una comedia juvenil (10 razones para odiarte), una remedo de épica medieval que también olía a comedia juvenil (Destino caballero). Y siempre participando en pelis conocidas y comerciales (El patriota, Los hermano Grimm). Seguías sin despuntar.

Supongo que buscaba tu estrellato, el artístico, no éste que te has dado con la vida.

Así que de la mano de Ang Lee, que aún me pregunto qué vio en ti para convertirte en un taciturno y extremadamente silencioso muchacho que trabaja en ranchos de la América profunda de los 60 que vive una relación homosexual ante el también silencio de su mujer; todo el mundo te conoció como el vaquero rubio en el primer western homosexual del cine como quisieron intutular (porque ya se encargaron de sacar del armario unas cuantas escenas incluido el diálogo de las pistolas que sostienen Montgomery Clift y John Ireland en Río Rojo). Yo también te conocí en Brokeback Mountain, aunque por una vez me fijaba en el moreno Jake Gyllenhaal, sorry.

De ahí al reconocimiento y popularidad tan solo un paso y con chica incluida como premio. A estas alturas aún te hallaba casado.

Supongo que se te amontonaron los proyectos desde entonces y siguiste con pelis volcadas para el público. Excepto una. Así te vimos en Casanova y carcaterizado como Joker sustituyendo a Nicholson nada menos. Demasiados proyectos has dejado pendiente y una niña demasiada pequeña.

Y en medio una peli, que si me permites deberías haber tomado alguna nota, digo yo. Se trata de Candy, la historia de un poeta heroinómano. Yo aún la tengo pendiente que ver.

¡Ay!, que Hollywood siga fagocitando un bello cadaver cada equis generación.

12 Comments:

Suripon said...

Yo no creo que Hollywood fagocite más que otras empresas u organizaciones, llámense Consejerías de Educación, ONGs o iglesias católico-apostólicas. Eres un poco demasiado mitómana, ¿no, Zinquirilla?

ZINQUIRILLA said...

Un poco nada más???

Querido Suripon (dicho con cariño), desde que vi a Montgomery Clift en la tele y leí una minibiografía suya.. ah! ni me decribo, pero sóo decir que era otoño de 1989...... y ahora ando recopilación escrita y visual en un blog.

Y hasta me considero marisolera comodijo aquél, jeje, pues me gusta muxo el cine español de los 50 y 60 :D

De todas maneras la frase era para recordar que Hollywood y muertes prematuras van de la mano (Valentino, Harlow, Dean, Freddie Prince, River Phoenix,etc.)

Suripon said...

No, si te había entendido, pero ¿es que solo mueren prematuramente los de Jólibud? Pos anda, que no conocemos a gente! Eso es lo que se llama un sesgo de vigilancia.

ZINQUIRILLA said...

No entiendo a qué te refieres. Era un comentario frívolo nada más. Mo ciño toda la importancia a Hollywood ni a la muerte de este muchacho.

Suripon said...

Si es frivolidad simple no pasa nada. Estás haciendo muchas trampas en el blog, ¿no, Zinquirilla? Mueves entradas, las quitas, las cambias... ¿Estás acaso en crisis?

ZINQUIRILLA said...

no me juzgues mal, Suripon: he guardado en borrador las entradas de marras puesto que por fin, es que aún no lo sabes, he recuperado mi space!!

allí sí las he quitado, aquí ya digo que provisionalmente las he guardado, pero ni trampas, ni mover, ni quitar, ni mucho menos cambiar.

¿crisis? ando nerviosilla sí, pero ese es un estado cuasi perenne en mí, entre los motivos conocidos (los desconocidos, pues eso, los ignoro) están que ando debatiendo qué hacer laboralmente, que me gusta un chico, que la semana que viene me voy a los conciertos de Mikel, que se ha estropeado un viaje a NY, que ando en liza con la family, que vuelvo a tener colesterol,,,, un poco de todo :D

ah! una cosa, desde tu primer comentario en este post ando rumiando las pistas, me imagino que eres de España y se me antoja que, también profe? o nada más lejos de la realidad? jeje

Txatxi said...

Yo no soy tan enamorado del cine como tú Zinquirilla aunque reconozco que me encanta
(quizá lo sea de Clint que adoro todas sus pelis, hay frases de Sin Perdón que todavía estoy esperando la ocasión para poner en práctica) pero sí que soy un obsesiondo de la música, y como todo buen obsesionado de algo tengo un grupo en un altar, ¿serán famosos internacionalmente? ¿Serán top ventas de algo? no, son Sôber (de Madrid), que ya ni existe, ahora se ha dividido en Savia y Skizoo.

El año pasado, falleció el que había sido batería tanto de Sôber como de Savia (Alberto Madrid) en un accidente y no sentí ese dolor de perder a un ser querido porque no tuve el honor siquiera de conocerle aunque sí que lo tuve de tomarme algo con Savia después de un concierto, pero sí sentí que se desvanecía una especie de magia.

Saber que un pedazo de artista, que siendo joven y teniendo tanto que dar a las personas más cercanas con su ser y a todos nosotros con su batería (No habrá otra batería como esa), ya no estará ahí para hacernos disfrutar de él, duele.

Creo que esa es la diferencia entre el fallecimiento de alguien que hace un vida normal (entiendo por normal a alguien como yo que va a currar todos los dias a la oficina), y el fallecimiento de alguien que puede hacer disfrutar a mucha gente con su arte y que aquellas obras que podía haber realizado en su vida nunca verán la luz...

Suripon said...

¿Colesterol con 31 años? Anda y no me seas marujona... y no sé por qué has de estar nerviosa porque te guste un xico, que cosas más inquietantes se han visto y oído. Por cierto, en los conciertos del tal Mikel ¿se encienden y agitan cerillitas / móviles?

ZINQUIRILLA said...

Txatxi, describes con una sensibilidad preciosa lo que es un artista para ti, palabra tan manida hoy día (o sobrevalorada o infravalorada).

y comparto tu idea, yo al menos pienso que una muerte de un joven es terrible, pero la de un artista en pleno proceso creativo deja a muchos huérfanos de disfrutar de su obra.

en este caso del actor, mi post iba más enfocado a relacionar Hollywood con presión por la fama, no tenía predilección por Heath Ledger, pero como a tantos me dio pena enterarme de su fallecimiento,

y caundo quieras, suelta por este cyberespacio esas perlas de Sin perdón, jeje.

Suripon, yo en los conciertos brinco y grito. en éste me tendré que contener: es en un teatro con mullidas butacas y se grabará para un dvd.

jorge said...

Creo que no eres sincera. Soy asiduo de bastantes blog y nunca he visto esa autocensura ¿por qué has quitado la entrada de extraña sensación? autocensurarse es lo peor que uno puede hacer, demuestra inseguridad y poca personalidad. Puedes mantener tu entrada y en las siguientes matizar lo que dijiste. También te contradices en si te gusta o no Ben Hur. No sé, no sé... Voy a dejar de leerte

ZINQUIRILLA said...

Jorge, agradezco que hayas sido lector mío.. hasta ahora.

Tal vez te perdiste el comentario en el que explicaba que los post estaban temporalmente en borrador. Y como tal, ya han sido restablecidos enteritos.

No me he autocensurado, sino que me han censurado los de Wuindows, Y la retirada fue por motivos ajenos a la censura: escribio nmuy de prisa y no había faltas de ortografía pero sí palabras mal escritas y cuestiones de formateo, ¿te suenan? darle colorido y resaltar los pátrafos q a mi juicio son más interesantes.

No me gusta Ben Hur, salvo la escena de las cuádrigas que me parece muy bien rodada. Pero mi prefe de romanos como ya apostillé en un post reciente (tal vez tampoco lo leyeras) es Quo Vadis?

Que te agraden otros blogs, más que el mío. Gracias por leerme hasta ahora.

Un saludo.

Suripon said...

Pues mira por donde, Jorge, una de las cosas que a mi me encanta del blog de Zinquirilla es precisamente ese aire de sólida inseguridad que transmite y se adivina detrás de una fachada de firmeza en sus gustos, en sus convicciones...En mi modesta opinión eso no es falta de personalidad, sino una forma de personalidad, y bastante atractiva por cierto, si ella me permite que lo diga :-)

Creo que te dice la verdad en lo de que, aquí al menos, no se autocensura; yo ya se lo reproché y me lo desmintió con razón. En el Space no sé lo que hará. Yo desde luego, antes de autocensurarme me largaría con la música a otra parte, dejando allí, si acaso la del tal Mikel...

Con respecto a Ben-Hur estoy de acuerdo en lo de las cuádrigas, como ya dije, pero cuando veo a Ben Judá no puedo evitar acordarme de Colby con su peluquín y de la National Riffle Association; luego tengo pesadillas.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla