My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

jueves, 11 de febrero de 2010

Recuperando, que es gerundio

¡Hola a todos!

Estoy bastante mejor, no recuperada del todo pero sí haciendo una vida normal, tal es el lote de endorfinas que ha liberado mi cerebro después del encierro navideño.

He pasado mes y medio en la cama, intentando no ponerme de malhumor, con las visitas de mi hermana y mi amiga A., todo muy peliculero porque las recibía a veces en mi cuarto y no estoy acostumbrada a las visitas ni a las formalidades sociales (poner una merienda, por ejemplo, cuando pude pasar la tarde en el sillón reclinable -nuevo, de Ikea- en el salón).

El Zaldiar ha obrado el milagro, o lo que es lo mismo, poneme hasta las cejas de calmantes. Menos mal que no me lo venden sin receta porque me hubiera convertido en adicta total. Ahora comprendo bien al pobre Jacko, pero el médico no deja de ser corresponsable.

A principios de febrero estuve unos días sin inet y cuando vino a arreglármelo un becario de la facu noté entonces que me encontraba bastante mejor, como poder bajar las escaleras de casa para abrirle la puerta. A partir de entonces deserté de la sábanas. Recuperé mis clases de oposiciones y de forma totalmente imprevisible, pero acorde a mi espíritu oportunamente intrépido, me salieron unas clases de español a extranjeros. Ya os los contaré en otro post.

Ahora me acabo de incorporar again y estoy haciendo vida normal. Las hernias siguen ahí, les gusta hacerse notar pero no llaman la atención. Yo las ignoro porque me pueden las ganas de hacer mi vida y hacer todas las cosas, que son muchas, que me gustan.

Recupero también el blog. Confieso que podría haberme asomado unos días antes pero el Facebook y el chat con franchutes me tienen absorbida. Sí, practico ahora el francés, más de lo que me hubiera imaginado :D. El 1 de enero empecé a aprender francés. Me agencié una gramática, un diccionario y un libro de verbos. También conseguí una versión bilingüe de Los tres mosqueteros. Cuando pude, acudí a internet donde hay infinitos recursos para aprender una lengua, cualquiera, y descubrí un chat para practicar con nativos u otros estudiantes. Todos los días me conecto un ratilllo y noto como voy avanzando. Pero sólo por escrito porque tengo el micro roto, por lo que no sé nada de pronunciación, pero no me importa. El año que viene ya tendré tiempo de interinidad como para apuntarme free al Instituto de idiomas. También me he comprado una gramática de suajili (me encantaría poder ir alguna vez a Kenia) y quiero encontrar alguna persona de allí que me de clases.

He leído por segunda vez el Quijote. Reconozco que la primera lectura fue la típica de colegio y siempre incumplía mi propósito de una lectura placentera y reposada en época de vacaciones. Este paréntesis de 24 horas encamada, ha sido el idóneo. He leído la Historia de la Filosofía de Russell, he redescubierto a Dumas (en español me he leído El conde de Montecristo), he disfrutado muchísimo, una vez más, con Dickens, Baroja, Stevenson, Zane Grey; las novelitas intrascendentes tardaron en reactivarse porque los primeros días ni ellas eran capaces de ahuyentar el dolor. He recuperado mis ciclos de pelis clásicas los martes (el de Hepburn & Tracy y el de cosecha 1941 -¡Qué verde era mi valle!, Ciudadano Kane, El sargento York, La loba, Sospecha, Bola de fuego, Sangre y arena, El halcón maltés- han sido dignos de La 2. He descubierto que es un peligro ver la tele (ver a diario una ración de 2 horas de Ángel Martín y llegar a reconocer -y encandilarme- sus expresiones y miradas, sus movimientos de manos con los papeles y sus ojos en blanco ante el catfight de turno) y he descubierto el encanto de la familia. Hace unos días, hice las paces con un viejo conocido de la blogosfera y he pasado unas veladas inolvidables con J. Yeah, he's back!

¡Ah! fiel a mi estrambótica palabra de "por cambio de destino, cambio de look", me he cortado el pelo y me he teñido el pleo.

Me siento llena de energía. I gotta feeling that this moment is gonna be a good, good moment..

6 Comments:

sevillana said...

Qué te pasó con tu salud? no sabía que estabas malita, pero ahora cuando leo tu entrada me da pánico la marcha que llevas, hija para un poquito jajajajajaja
Besos

chema said...

zinquirilla, espero que pronto te recuperes y te puedas volver a incorporar al puesto que te ganaste merecidamente aprobando tu oposición.
está muy bien que hayas aprovechado para hecr otras cosas, sobre todo porque es bueno mantener la mente ocupada. ánimo con el francés. tiene sus ventajas y sus inconvenientes respecto al inglés. la gramática es más parecida a la del español al ser un idioma latino. pero, precisamente por eso, hay que saberse las conjugaciones de los verbos y ese tipo de cosas. ya nos contarás cómo progresas.

calamarin said...

JO!!! no sabia que habias estado malita, me alegra saber que te vas recuprando y poco a poco haciendo vida normal... oye un beso muy fuerte... Me gustaría mandarte unas fotos que tengo muy chulas de Montgomery Clift, para el blog que tienes sobre, pero no tengo tu mail. Facilitame una dirección en calamarinblog@gmail.com y te las envió.

Zinquirilla said...

Sevillana, tuve un ataque de ciática (no es el primero pero casi el definitivo). Ahora no es que haga rappel como antaño (¡qué más quisiera!) pero la sensación de encontrarme mejor es indescriptible.

Chema, he vuelto a trabajar porque en realidad he convertido el cese en un reposo, no he querido darme de baja. Me llamaron la semana pasada y justo el domingo que viene se examinan mis alumnos, así que recuperaré algunas tardes. El francés, como bien dices, tiene eso, la semejanza lo hace aparentemente fácil, lo más complicado es la pronunciación tan gangosa pero me dio por estudiarlo d'entrée de jeu :D

Calamarín, muchas gracias por tu comentario, tu blog lo tenía dejado pero ya he recuperado las visitas. Mándame las fotos aunque probablemnte ya las tenga en mi colección (son + de 4.000) pero si no las he puesto en mi blog, las postearé como una colaboración tuya ;-)

Mi email es zinquirilla@gmail.com.

José GDF said...

Te felicito, has logrado hacer dos veces lo que yo ni una sola: leer el Quijote xD

Pero, ¿de verdad tienes tiempo para tantas cosas (francés, dar clases, leer tanto, oposiciones, :S )? Te recuerdo que un día solo tiene 24 horas, y algunas de ellas hay que dormir un poco xD

Veo que lo importante no lo pierdes, que es la ilusión y las ganas. Me alegro por tí.

Recupérate pronto.

Un abrazo.

Zinquirilla said...

José tuve un profesor de Literatura en 3º de Bup muy bueno. Como nos dijo la lista de lecturas con tiempo, me empecé a leer el Quijote en la vacaiones de ese año pero luego con las clases y distracciones varias lo terminé a trompicones. Como anécdota contaré que el trabajo que tuvimos que presentar fue un auténtico desastre. Había elegido el tema de la sociedad en el Quijote y el mínimo eran 8 folios. Pues bien justo cuando llegué a ese número me planté.

He hecho cosas pero también había momentos en que me quedaba en silencio con los ojos cerrados tumbada boca arriba en la cama. Es una costumbre que he adquirido y me viene muy bien como relajación aunque nunca llegue a desocupar la mente.

Gracias por tus buenos deseos.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla