My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

miércoles, 15 de abril de 2009

La Duquesa

A Lady Di le hubiera gustado

La Duquesa es la película de época/biopic de la temporada, basada en una novela, que se han sacado los ingleses de la manga para perpetuar el recuerdo de Diana. La Duquesa de Devonshire, nació como Georgiana Spencer y se crió en Althrop, el palacete familiar. Por tanto, de la línea colateral de su hermano descendía directamente Diana Spencer.

Realmente a ella le hubiera gustado y es esa premisa, a la vez, su mayor virtud y su peor defecto. La película, pese a contar con el trío Keira Knightley, Ralph Fiennes y Charlotte Rampling, ha recibido muy malas críticas y en los Oscar se conformó con una sóla nominación, que finalmente ganó porque estaba cantado: el mejor vestuario.

La vi el pasado fin de semana por mera curiosidad y pensando que quizás no la vería entera y la verdad es que no me disgustó. Keira hace una actuación realmente notable resolviendo la papeleta de llevar todo el peso de la película. Cierto es que se ha acomodado en papeles de época acostumbrándonos a verla con corsés y pelucas. Yo temía verla parlanchina y juvenil como en Piratas del mar Caribe, pero aquí se muestra bastante contenida. Quizás puede verse que demasiado contenida, pensando ella que un personaje de finales del siglo XVIII no puede exteriorizar todas sus emociones. El que realmente borda su papel es Fiennes, que nos deja más un poso de amargura que de antipatía, evitando caer en maniqueas posiciones de buena/malo de la película.

El problema del cine histórico no es otro, por muy soberbia que sea una película de ese género (que las hay), que el ojo humano que la rueda y realiza es del siglo XX/XXI. Igual pasa con con las novelas históricas cuyo éxito en forma de best seller proviene precisamente de la continua comparación que hace el lector de lo que lee con lo que vive u ocurre en su época. Eso no es óbice para que el cine se haya esmerado en trasladarnos a pretéritas edades, poniendo énfasis en la ambientación, cuyo mayor exponente es, siempre, el vestuario.

Para ser la tercera película de Dibb, no está mal el resultado. Quizás le falta maestría en los planos y sobre todo mayor dominio de la narrativa. El final por ejemplo es demasiado brusco y la película flaquea en su ritmo hacia la mitad después de un incio un poco prometedor.

Pero como decía al principio, a Diana (y a los que les cayó tan bien en vida y la añoran 11 años después) le hubiera encantado ver en el cine la vida de su antepasada. La misma que vivió un matrimonio de 3. Literalmente. No desvelo más por aquellos que vayan a verla. En el poster Keira aparece con los mismos ojos de cordero degollado que Diana lució en su entrevista-confesión de cuernos recíprocos. He tardado en ver la película precisamente por esa imagen y como a muchos esa comparación con la difunta es la que desanimaba verla. Cuando por fin la ves, hay momentos en que la Georgiana juvenil, apasionadamente enamorada, incomprendida por un marido que sólo tiene cariño por los perros te retrotrae a ella. Pero Georgiana deslumbró en su época no sólo por su belleza y su elegancia (Diana, querida, si Versace no te coge a partir de tu divorcio, aun pasearías con los trajes florales) sino por su influencia en el Whig Party. Tuvo aficiones literarias en forma de poemas y una manifiesta afición al juego y a la bebida. Estos aspectos que son los interesantes y los que la alejan definitivamente de su descendiente, son los que aparecen en breves pinceladas en la película. Se recrea demasiado en el triángulo amoroso, que ciertamente era peculiar, pero queda muy desdibujada la propia personalidad de la Duquesa, aunque como he comentado, es la protagonista absuluta.

Lo mejor: Aparte de acercarnos a la biografía de esta mujer diociochesca, las actuaciones de Fiennes y Keira. Y la escena del pequeño incendio.

Lo peor: publicitarla como la Diana del siglo XVIII. ¡Ni de coña!

9 Comments:

Sabor Añejo said...

Pues ya ves que no dejan descansar a la pobre Diana.
Será porque no quieren perder a la gallina de los huevos de oro.
De cualquier forma si la película es de época, seguro que me gusta.

Besos

maria jesus said...

Lo cuentas estupendamente, haces una crítica muy completa, pero a pesar de ello no se si me aqnimaré a verla, ese tipo de peliculas no me atrae demasiado. Un beso

maria jesus said...

Por cierto, ¿Te han hecho ya el comentario 2000? Enhorabuena si es así, a mi no se me ocurrió contabilizarlos

Zinquirilla said...

Sabor Añejo, yo creo que son sus propio familiares quienes quisieron rentabilizarla al principio de su muerte. Y que el espíritu o el fantasma de Diana estará encantado -nunca mejor dicho- de que la sigan idolatrando, que no es lo mismo que recordando.

De todas maneras, esta peli te gustará.

Muchas gracias por tus comentarios Mría Jesús, pero por lo que dices, no te la recomendaría.

Con el doblete de comentarios, has llgado l número. Creí que te habías dado cuenta de donde aparece el marcador. Estáen la columna de la derecha justo antes de "Lee un post al azar". No es un widget de colorines ni llama la atención, la verdad. Es una frase que pone "443 entradas y 2002 comentarios". Lo instalas y va contando. Si quieres ponerlo en tu blog, te mando el código por email.

¡Gracias a las dos por vuestros comentarios!

Zinquirilla said...

LA COMENTARISTA Nº 2.000 ES...

María Jesús

Y a ella va esta canción.

¡¡Gracias maja!!

estoy_viva said...

Ire a verla porque lo que has dicho me ha gustado.
Con cariño
Mari

Luz de Gas RadioBlog said...

Yo la ví hasta que Megaloup me dijo que había agotado mi tiempo, tenía preparada otra ventana para seguir viéndola pero no me entraron ganas.

Pensaba que era por al hora en que la vi, pero después de leer tu opinión que me parece muy acertado por lo que fui viendo, ya veo que flaqueaba un poco.

Menos mal que no fui a verla al cine.

Gracias pro tus felicitaciones.

Besos

Lee said...

A mi no se porqué pero no me llama mucho la atención esta película. Supongo que la veré cuando salga en dvd, pero no se... debe ser que me ha parecido tan pasteloso y cursi lo de recurrir a Diana como reclamo publicitario que ya me ha echado para atrás.

La critica, eso si, maravillosa. Lo que si, siento curiosidad por el vestuario ;)

Un besito.

Zinquirilla said...

estoy_viva puede que te guste pero para ahorrarte la entrada te recomendaría verla por internet. Si quieres te mando un email con webs para verla.

Gracias por el comentario Mari y bienvenida al blog.

Luz de Gas a mí me pasó algo parecido. La vi también desde internet pero habían dividido la peli en dos partes y por eso la vi el sábado y el domingo, en plan miniserie.

Qué tengas un estupendo radioblog mañana.

lee, a mí me pasó lo mismo. Aunque también me pasó una cosa curiosa, de tanto soname el cartel (de verlo en la calle y en las quinielas de Oscar) ya daba por hecho que se había estrendo pero fue hace un par de findes.

Veo que eres legal para verla. Los trajes son muy bonitos, a ver si posteo sobre la auténtica Georgiana que fue retratada por Reynolds y Gainsborough.

¡Gracias a los tres por vuestros comentarios!

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla