My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

viernes, 6 de junio de 2008

La tiranía del bikini

Aunque hace calor desde hace semanas y ha habido fiestas suficientes para ir a la playa, este fin de semana me estreno. Pero he dejado para el final los preparativos, con un sprint final esta misma mañana depilación, compra de pareo y zapatillas, esterilla y posible compra de bañador. Los bronceadores y coger del altillo la bolsa de playa con todos los bártulos y la sombrilla ya estaban tachados de la lista de preparativos.

Lo del bañador era eso, un posible comprar, curiosear a ver qué veía porque aún queda mucho para las rebajas y luego no se encuentra nada. De hecho, ayer festivo saqué mi colección de bañadores y aunque hace dos veranos que no estreno, todos están disponibles. El bañador no es de mis prendas prefes pero sí cuido mucho su estilismo y no me compro cualquier modelo. De ahí que me encante los que tengo y me de pena que se estropeen. Aunque me duran, ya se sabe los estragos de la salitre y el sol.

Hablo de bañador porque es lo que más uso para la playa. Me parece lo más bonito y sobre todo elegante. Aunque fuera la mujer más delgada y bronceada del mundo seguiría usándolos y apenas me pongo los bikinis que tengo. Con un bikini no puedo jugar cómodamente a las paletas en la playa, por no hablar del repelús de meterse en el agua cuando ésta te da en el vientre. Y a menos que el bikini sea liso no me gustan los estampados ni el escote halter y menos aún las lazadas, que luego tengo que ir pidiendo a las amigas que me pongan bien el bikini. Si bien la mayoría de hombres son poco habilidosos para ese nudo gordiano, si les sirve de consuelo a una le pasa lo mismo. De hecho esas prendas m las pongo como camisetas: por la cabeza :D.

Todas las niñas que conozco usan bikinis estén delgadas o gordas, blancas o morenas. Yo soy la única que usa bañador y a este paso de la playa. Donde el espectáculo no puede ser más bochornoso: a la gente le dan igual los michelines, si le pegan el bikini o no, si les resulta cómodo o no; la cosa es que todas las mujeres deben usarlo porque de lo contrario eres ¿una rara? pues nop. No voy a hacer un alegato feminista, por la sencilla razón que no lo soy. Pero aparte de las marcas en la piel no veo sentido a usar exclusivamente el bikini y desterrar al favorecedor bañador. La playa se ha convertido en una pasarela pero sin estética, a horror catwalk con un muestrario de michelines, michelos, protuberancias, carnes fofas y blandas, pechos caídos y celulitis a go-gó (la pandemia femenina finisecular como nos venden ajena al hecho insoslayable de que no se quita). Todo ello entreverado a retales de telas atigradas o chillonas. Cualquiera corre el riesgo de sufrir lo que le pasó a la señora de Flanders (el capi de los Simpson en el que muere, ¿no te acuerdas?, sí hombre, cuando Homer pide las camisetas en la Super Bowl).

Por eso esta mañana cuando entraba en las tiendas y me señalaban con desgana los 4 tristes modelos o las 6 perchas balanceándose o los 3 bañadores negros de la talla 44 mínimo que colgaban, me he quedado perpleja porque se supone que acaba de empezar la temporada. Menos mal que hay una tienda habitual mía en Muñoz Olivé donde había más modelos. De hecho me animé bastante cuando vi uno ideal of the death. Monísimo. Es de fondo marrón chocolate con un estampado de flores grandes color rosa palo y con las tirantas ribeteadas de rosa terminando en amplia "u" a la espalda. Monísmo, ya digo. Y como me quedaba muy bien reparo ahora y no antes en la etiqueta y entonces ve que es de La Perla, ¿cómo no! Pero no era un precio desorbitado así que me lo he comprado.

Lástima que no me de tiempo de darle una aguüita y estrenarlo. Mañana me pondré uno frambuesa de lunares que tengo, precioso.

Ya ven que me resisto al bikini pero para tiranía la del tanga, que no uso pues no he viso una prenda más antihigiénica, antiestética y sobre todo incómoda. Además de sexy nada. No se me pongan machitos los lectores. La época del destape ya pasó y es de vuestros padres y tanta carne fácil os quita la ilusión. ¿O no estáis cansado de ver desnudos femeninos a un click? Sois una generación aplastada por el exceso de sexo visual porque se cree que cuanto más se expone más atractivo resulta, lo cual no es en absoluto cierto. Y ya ni os tomáis la molestia en desvestir a una mujer, ¿o no? Siendo los misterios de la mujer vestida mucho más insondables que los que ofrece un equivalente en cueros. Así que unas braguitas blancas de encaje o unas tipster de colores son lo más sexy en una chica, creánme.

(escrito originariamente el 2 de mayo)

6 Comments:

Silderia said...

Eso es cierto, es más bonito y elegante insinuar lo que llevas debajo que mostrar toda la mercancía desde primera hora, así se pierde el interés.
Es cierto que los bañadores son más estéticos y realzan más, pero un bonito biquini elevado tampoco tiene mucho desprecio, aunque en comodidad gana el bañador de toda la vida.
Lo que más molesta es que siempre los modelos que hay son para personas que ya han pasado una época de su vida y que las jovencitas siempre tenemos que enseñar cachas. A menos que uno se los muchos diseñadores los utilice ese verano.

Anónimo said...

Menuda idiotez de post y qué superficial. La estética sólo le importa a las acomplejadas, porque cuando te sientes bien no te fijas en las demás. Vamos, como que si fueras gorda un bañador tan "estético" le iba a quitar la barriga fofa. Deja que la gente vaya como le dé la gana, que crea lo que quiera de sí misma, y deja de escribir chorradas sobre los bikinis.

Una rellenita encantada con su cuerpo y su bikini.

maria jesus said...

A mi siempre me han gustado más los bañadores, son mas elegantes. Y en cuanto a los bikinis, hay quien es un vedadero insulto a la estetica, pero !allá ellas!, teoricamente lo que se intenta es estar bien

Joselu said...

Precisamente el otro día mi mujer me decía que este año no se iba a atrever a llevar bikini y que se iba a comprar un bañador. Me pareció en un primer momento algo insólito. ¿Bañador? ¡Qué anticuado! -me dije-, pero leído lo que has escrito no deja de tener sus razones.

ZINQUIRILLA said...

Parece que el post ha sido polémico, cuando se trata de una acción (el usar bañador) y una opinión mías (la moda de usar bikini aunque no te guste o no te quede bien).

Salvo la persona que se escuda fácilmente en el anonimato y que escribe con tanta tirria y que excuda el tono agrio que le atribuye al post. Dice usar el bikini a gusto con el mismo tono con que repele sus complejos. En fin, sólo decirle que la estética es un arte y que los estetas amamos la belleza, por eso nos fijamos en lo que nos rodea independientemente de cómo nos sintamos.

El resto opina con buen juicio lo que no significa que coincidan o no con el tema del post. Silderia, ya sé de qué blogroll vienes jeje y sí los diseñadores sólo piensan en jovencitas flacuchas.

Efectivamente Maria Jesús, no es tanto el bikini como prenda sino el estar bien.

Y a ves Joselu lo sensata que es tu mujer.

Juan said...

Lo siento amiga, pero ya sabes que no puedo evitar escribir algo,, cuando veo a algún ceporro, jaja, rebuznando, jajaja.

Al Sr. Anónimo: para lo que has puesto, mejor que no te hubieses molestado. El que tienes que dejar que la gente escriba sobre, cuándo y como le venga en gana, eres tú. Y te vendría bien una tanga, pero en la boquita, jajaja. Que me parece que la tienes demasiado grande.

hala, ya está, jajaja.

En cuanto al post, y en particular al final del mismo, decirte que aún quedan hombres que sí disfrutan quitando ropa a una mujer. Te lo digo yo, jajajajaja.

Yo, que aunque soy hombre, he tenido ocasión de probarme uno que me regalaron, jajaja, debo confirmar que no he visto prenda más incómoda como esa. No me sentaba nada mal, pero bueno, eso es normal. A mí pocas cosas me sientan mal, jajaja. Pero no me lo he vueto a poner. Es un asquito.

Un abrazo compañera y sigue así.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla