My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

sábado, 26 de enero de 2008

Mikel fever


Dentro de una semana, para ser exactos, espero haber saludado in person a Mikel Erentxun (de 10.30 a 12.30 está previsto la firma solidaria del cartel de los conciertos y la recogida de entradas para la fiesta post concierto en La Rotonda más enseñar la acreditación forera para comprar camisetas de CLB) y estaré en territorio vasco rodeado de personas que han ido a una media de 15 conciertos de DD / ME (si ahora no tienes siglas no eres nada) en su vida, que comprenden el espíritu de las letras de las canciones (las escribe Mikel en colaboración con JM. Corman) además de tener amplísimos conocimientos musicales en acordes, guitarras, etc, etc, y sé que me sentiré extraña, pequeñita pequeñita y con deseos de estar aquí sentada.

¿Por qué?

Porque me muevo a impulsos; porque mi habitual desconcentración está en estos momentos en cotas cimeras; porque hago las cosas sin pensar deteniéndome un ratillo a reflexionar; porque me gusta saber lo qué voy a hacer y por mucho que intente que me gusten las sorpresas (paradójicamente adoro sorprender a los míos, claro que son sorpresas imaginativas o que me curro mucho), me desarma el no saber qué va ocurrir ; porque estaré rodeada de extraños, como de E. (una chica que me parece muy jovencita y muy loca, es simpática pero no me ha echado mucha cuenta con los preparativos con la que ya sé que no ingeniaré (perdón Suripon, congeniaré) a pesar de que con tal de no irme sola he accedido a viajar con ella desde Jerez de la Frontera. Compartía la habitación con ella y su hermano pero ha habido cambios en el grupo y me toca con I.; p
orque no soy una persona sociable aunque lleve 12 años reuniendo dosis de sociabilidad; porque en la multitud me abstraigo; porque no sé disfrutar de las cosas que me ocurren como antaño; porque siempre quiero lo que no puedo y cuando puedo no lo hago.

Dentro de una semana estaré en el bulicio del concierto. Habrá sido la 2ª vez que me monte en avión y otro viajecito más a sumar a este corolario viajero que conforman la fase sept 2007 - feb 2008. Recopilando que es gerundio, de apenas haberme movido (salvo el antológico viaje con S. a Londres, fruto de mi enconada cabezonería), he pasado de un plumazo a visitar Cantabria, Barcelona, Madrid y San Sebastián. Es decir 4 preciosas ciudades allende Despeñaperros que casi lindaba mi precario currículum viajero.

¿Desde cuando me gusta Mikel Erentxun?

Desde que vi en la tele que ese muchacho del Lacoste Rosa o que salía con dos más entre unas ruinas se parecía enormemente a E., un amigo de mi hermana. ¡Hasta en el diente roto se le parecía!. Luego resultó que entre los gustos pijos de mi hermana se encontraba Duncan Dhu y me dio por cogerle de estrangis un viejo cassette que incluye la canción que más me gusta de ellos, Lágrimas en la arena.















Luego se compró el primer cd en solitario de Mikel, Naufragios y por eso ése es el que más me suena y es un disco para mí muy completo. Yo suelo ser de ésas personas que me gusna sólo 1 ó 2 canciones por disco. De éste me gustan prácticamente las 13 y no me parecen iguales ni me canso de la voz que es algo que me pasa mucho con la música y con los cantantes.En bastante ocasiones me gusta mucho ua determinada canción de alguien pero en cuantoo escucho otro tema, será que no tengo bien afinado el oído, me suena muy similar y ya la voz también me parece repetida. Por eso creo que escucho de forma variada pero a los que me gustan de verdad, les tengo especial apego, como los The Beatles (en el space ya escribí algo parecido a ver si lo paso aquí).

Las canciones de Duncan Dhu y Mikel Erentxun siempre rezuman un quebranto encantador, las letras meláncolicas siempre me han gustado, han sintonizado bien con mi espíritu atribulado, con lo deliciosa que puede ser una tarde de lluvia, un paseo por el bosque, un mes de otoño. Todo eso siempre han estado en canciones y letras de ellos como Rozando la eternidad, Palabras sin nombre, Tu sonrisa (la he descubierto estos meses), Esos ojos negros, que siempre la preferí a la versión Dime tu nombre, El sentido de tu canción que es tan fresca y alegre, El día que fue donde aprecio un riff que me gusta y mucha energía en las voces y la voz de Mikel Erentxun sin ser espectacular siempre me ha parecido melodiosa, dulce y con personalidad propia. Últimamente ha sacado canciones más rockeras o al estilo rockabilly de sus canciones que tienen mucha garra como 1977 o Arde Madrid.

Fue en mayo pasado cuando descubrí por los 40 la canción (y el video, con una puesta en escena teatral y basada en los mismos músicos) Cartas de amor. Me hechizó esa canción, esa historia en la que, vale describía a la perfección lo mío con J. pero más allá de eso, me gustó que encerrara un microrrelato que me transportara con la imaginación a esas biografías de damas decimonónicas del África colonial. Y la musiquilla con ese country de fonde me gustó mucho. Y como ya he contado, esa canción me retornó a Mikel.

21 Comments:

Suripon said...

Sigues reforzando mi impresión, Zinquirilla, de que la mitomanía te pierde, que es uno de los principales defectos de tu personaje virtual, que no tiene que coincidir demasiado contigo misma. Yo apenas he oído un par de veces a DD / ME y nunca me despertaron el menos interés, músicas y letras repetidas hasta el infinito... ¿cómo se les puede tener esa devoción? Santos de santoral de pacotilla.

Otra cosa: tienes también el defecto, común a muchos sevillanos, los que dicen que Sevilla es lo mejor, lo más bonito... que has viajado muy poco. ¿Como es posible que una mujer culta de 31 años, económicamente independiente, solo haya salido 4 o 6 veces al norte de Despeñaperros, que haya subido a un avión una sola vez, que descubra Madrid -y El Prado, siendo amante de las artes- hace tan solo un mes? ¿En que has empleado el tiempo, si me permites esta pregunta retórica?

Quizás ahí esté la madre del cordero de todas tus mitomanías...

Espero que no te molesten mis comentarios sobre tí, o más bien sobre tu personaje, que a tí no te conozco. Quién publica un blog de acceso libre se pone en manos de su público.

Txatxi said...

Yo no soy profe ni nada parecido, apenas leo libros y mi cultura se reduce básicamente a la lógica de la programación, a la física y a todo aquello que representado por una formula pueda ser utilizado en un programa. Ni siquiera tengo la capacidad de pensar en un personaje virtual y escribir como si de ese personaje se tratara.

¡!!¿¿Pero qué me está pasando!!???

Yo creo que si eres fanático de algo o alguien que aún sigue vivo, en tu caso Zinquirilla ME. te conviertes en una especie de "Bicho raro" o como dicen los yanquis "friki". Sin embargo creo que si eres fan de algo cuyo autor lleva mucho tiempo muerto, eres alguien con cultura o ... "un clásico". Como yo con Jimi Hendrix.

Y mi cuestión es....

Yo que soy un fanático de Sôber - Savia y que si vienen me vuelvo loco, que leo poesía de Poe, que escucho a Sepultura y música coral, (e incluso me va el Rap), que practico la halterofilia desde hace 13 años, hago surf y a veces hasta juego al futbol, que me dedico a la programación y que me encanta viajar pero no tengo a nadie con quien ir (y paso de ir sólo), y que además apenas salgo de Bilbao porque aquí se vive de puta madre... aunque hace no mucho estuve en Roma (por suerte pude estar en Sant'Angelo antes de que chapara)

¿Qué clase de adjetivo (mitómano no creo que valga) me define, teniendo en cuenta que no sé ni qué coño es un personaje virtual?

Suripon said...

Pues no sé, chachi. Para empezar yo tampoco soy profe de nada, aunque pueda ser alumno de todo, menos de los fundamentalismos, cualquier fundamentalismo, sea religioso, cultural, político... Por eso no hago distinciones entre vivos y muertos a la hora de declarar friki a todos los que se declaren apasionados de algo, lo mismo me da ME que MC o cualquier otra cosa, empiece o no por M. Los muertos también decepcionan, y llega un tiempo en que se te caen de las manos. A mí, por ejemplo, me gustaban Enrique y Ana, y ya ves.

Mientras que me parece una ventaja estar abierto a todo, me parece una desgracia estar atado incondicionalmente a nada. Quizas, chachi, te cuadre también friki.

Tú, yo, Zinquirilla, ¿qué somos ahora sino personales virtuales? ¿Cómo no vas a saber lo que es eso?

En otro orden de cosas, me gusta mucho Bilbao, pero no creo que ahí se viva tan de puta madre como para no salir...

Txatxi said...

Tienes razón Suripon, la verdad es que utilizo la excusa de lo cojonuda que es mi ciudad para no salir, porque soy un perezoso, y hasta que alguien que ha viajado no me dice lo bien que se lo ha pasado no me dan ganas de volver a hacerlo... (lo que es la envidia)

P.D.: No me gusta como queda Chachi, me resulta más bonito Txatxi, pero bueno, tampoco me voy a poner como Josep-Lluís...

Suripon said...

jajajajajajajaja

ZINQUIRILLA said...

Dejé el post a medias no porque escribiera una segunda parte sino porque hago miles de cosas aunque unas centenares consistan en navegar por la red y escribir en ella.

Cuando escribí el comentario de American Gangster asistí sorprendida a lo rápido que me comentaban. Me están mal acostumbrando pues ya mi vanidad me hace abrir el blog con la petulancia de quien no se espera un "O qué habrán dicho".

Más adelante asistí estupefacta al cruce de comentarios. En lo cuál no voy a intervenir, tan sólo pido que no haya un enfrentamiento en este blog. Me entristecería bastante.

Por eso voy a responder a los comentarios por separado, si tiene que ver alguna controversia que sea conmigo.

Suripon, no sé si ser mitómano es un defecto aunque se suele denostar el que alguien tenga ídolos. A tu pregunta de por qué no he viajado tanto hasta ahora, no responderé ahora, directamente. Si me sigues leyendo, me conocerás, ambas cosas me agradarían bastante.

Txatxi (no hay nada peor que cambiar un nombre, es como si me llamaran zinkiriya :D), me da la impresión que te gusta presumir de no ser culto. ¿Seres virtuales? Yo misma suelo reforzar lo real de lo virtual. Pero creo que aquí soy más yo que allí. De todas maneras me parece fantástico que en la soledad de mi cuarto me dirija a dos personas que existen (en el sentido de que no son fruto de mi imaginación). ¡Ah! por cierto, ¿qué es eso de que se chapara el castillo de Sant Angelo?

Suripon said...

Por cierto, Zinquirilla, ¿qué no harás con E, ingeniar (De ingenio. 1. tr. Trazar o inventar ingeniosamente. 2. prnl. Discurrir con ingenio trazas y modos para conseguir algo o ejecutarlo.), o congeniar (De con- y genio. 1. intr. Dicho de dos o más personas: Avenirse por tener genio, carácter o inclinaciones coincidentes.)?

Aquí se vigila todo.

Suripon said...

No respetes parejas, no seas tonta, que nadie respetará la tuya si alguna vez la tienes, así que si te dan ganas y puedes, tiratelo. Asi son las cosas.

Si deambulas por las calles "más oscuras y gastadas", -ignoro esa canción mikeliana a la que aludes, como todo lo de DD/ME- de San Sebastián, acabarás enfrentada a la puta kale borroka; esa mala ralea de xicos y xicas mal vestidos y peor peinados, todos con el mismo uniforme, tiene su guarida en el casco antiguo, y si hay movida esa noche en que pasees, te darás de bruces con ellos. Lo siento si te ocurre, se pasa mal, no hay forma de empatizar con ellos, aunque la mayoría se llame Sánchez o Gómez de apellido, maketos con ganas de reivindicarse y de hacerse perdonar por Sabino Arana y sus descendientes. Maldito nacionalismo, malditos nacionalismos, el español uno de los peores -es verdad-. Ten cuidao. Cuidate, Zinkiriya, :-)

ZINQUIRILLA said...

Suripon, te gusta provocar, ¿no?

Ya tengo bastantes prejuicios con el PV como para que alguien me diga lo que me voy a encontrar.

Suripon said...

Pues no era provocación en este caso. A mi me pasó no hace mucho lo que te digo, en Bilbao. Estaban agrupados tranquilamente en la explanada ante el Gugguenheim, como si fuese una quedada, o un botellón sin alcohol; yo paseaba por allí; de pronto -alquién daría una señal- se les puso a tod@s cara de bestia y comenzaron a marchar vociferando por las mismas calles por donde yo andaba; comenzaron a aullar las sirenas y ya no se sabía si había que esconderse de ellos o de las "fuerzas del orden"; esa noche quemaron varios cajeros y estuvieron a punto de chamuscar a un ertzaintza. No te cuento esto para agobiarte, ni para ponerte nerviosa; es que forma parte de aquel paisaje, como los caseríos, las txapelas, los prados verdes o los buenos restaurantes, especialmente si quieres pasear por las calles más oscuras y gastadas. Esas calles en San Sebastian, más allá del bulevar, esconden muchos sobresaltos. Supongo que hay dias tranquilos. Yo apenas los conocí en unos 15 días que pasé allí hace algunos años. Las cosas no han cambiado. El paisaje y el paisanaje siguen siendo los mismos. Suerte. Ve y cuentalo, como decía Gabilondo en un spot.

ZINQUIRILLA said...

Me refería al tono que empleabas en el anterior comentario. Cuando he leído este, pues coincido contigo.

Cuando en septiembre me fui a Cantabria, el primer día estaba cortada la carretera por un aviso de bomba y ya se puede imaginar uno lo q solté por mi boca. Era un viaje organizao que incluía una mañana en Bilbao pero mi amigo ya la conocía y yo preferí aprovechar esa mañana para seguir en Santander a la que dediqué día y medio pues me encantó la ciudad. Entonces dije una de esas frases lapidarias que una suelta y se tiene que tragar, del tipo, no voy a pisar el PV.

Y ya ves, lo haré, aunque el motivo es un concierto y no es ir a conocer aquello adrede. Mi ex estuvo en Bilbao y le pasó algo parecido a lo que describes.

No creo que deambulée sola porque no me gusta hacerlo así, sola y sobre todo porque mi sentido de la orientación es nefasto. La frase era poética no literal.

De todas maneras es un viaje tan especial y tan condicionado por los acontecimientos.. que ni idea de lo que haré.

Ya lo contaré por estos cyberlares...

Suripon said...

Espero que nos lo cuentes. Yo te voy a seguir leyendo, pero ahora voy a hacer una pausa en mis comentarios, que si no parecerá que te esté parasitando el blog, y aquí la única protagonista eres tú.

Txatxi said...

Pero mira que sois exagerados eh?
No me siento muy cómodo viendo como la gente describe esta ciudad como si fuera la capital de Irak aunque he de reconocer que en ocasiones, muy pocas, esas cosas que comentais suceden.

A mí la Ertzaintza me disparó cuando me dirigía al metro para ir a casa con mi ahora exnovia y la novia de mi amigo. Tuve que utilizar mi cuerpo de escudo para que no las alcanzaran a ellas. Varias pelotas de esas de goma y acero me rozaron aunque no me llegaron a dar. Llevo toda mi vida aquí y he visto de todo, incluidos tiroteos, pero la violencia no se origina en la inmensa minoría de las veces por la acción de los niñatos que van a pegar unos gritos a la calle, se origina por las barreras de Ertzainas que aparecen de la nada disparando a los chavales (que tienen rodamientos por cerebro), éstos reaccionan haciendo barricadas con contenedores y aprovechan la confusión entonces para hacer de las suyas...

Y aquí hay gente estupenda, además, por lo menos en Bilbao, el casco viejo es el lugar donde he conocido mejores personas, por desgracia de eso no se habla en ningún medio, de hecho en los medios casi nunca se habla nada bueno de Euskadi, sólo se habla de kale borroka, de cajeros quemados, de autobuses quemados, y de violencia con la política de por medio...

Zinquirilla, yo he estado cienes de veces en San Sebastián y me parece una ciudad cojonuda, un poco sosa y medio invadida por Franceses pero una gran ciudad, y si tienes algún problema... bueno... ya has descubierto mi número...

ZINQUIRILLA said...

La violencia por desgracia está por doquier, y si cuando fui a Madrid me veo envuelta en una refriega entre tribus como ocurrió anoche?

Cuando hablo de San Sebastián y el País Vasco en general me refiero a gustos (basados en impresiones varias). Por ejemplo siempre he querido ir a Tierra Santa y no me amedrentaría el hecho de ser una zona violenta. En cambio me quedan tantos rincones de España por conocer y nunca he sentido preferencia por tirara para el norte.

Lo que dices de la gente sí es bastante positivo, un valor añadido cuando se visita un lugar.

p.d.: Txatxi, lo de tú móvil hijo es vox pópuli, supongo que sabrás q al googlear tu nombre y apellidos sólo falta una raiografía tuya, jaja!

Anónimo said...

Hola soy Ana!,hacia tiempo que no entraba en el blog y veo que te estan escribiendo,estarás contenta,no sera que has ligao?jajaja. Ya mismo te vas al concierto,no?pues que te lo pases muy bien. Aquello debe ser bonito aunque entiendo que no te guste. Ya me contaras cuando nos veamos.
Besos, chao!

Marcos said...

Veo que vas a tener que llevar dos maletas.
La una: para el equipaje; la otra: para los prejuicios.
Eso sí, cuando quieras tener una mano libre probablemente tendrás que confiar en el primer desconocido para que te aguante la maleta al encontrarte sola entre la multitud que tanto te abstrae.
Veo que mantengo mi instinto en buena forma, y si hay algo que me alegra en esta desagradable situación es ver que no soy un malpensado.
Hay veces que estar cultivado y ser refinado es un verdadero problema. Es como dar la ciencia a un loco o a un mono una pistola.

ZINQUIRILLA said...

Hola Marcos

¿Sabes? Los prejuicios aunque pesen como una maleta también pueden vaciarse como ésta. Cosa que es casi imposible de hacer con una idea irracional y cuando uno no está dispuesto a cambiar de parecer.

¿Y qué si la multitud me abstra? Máxime en una ciudad desconocida donde quiero observarlo y atraparlo todo cual esponja. Y que desconecto de grupos y grandes reuniones.

ZINQUIRILLA said...

Una última cosilla, Marcos es forero, el único que ha dejado aquí su opinión. El resto lo ha hecho en el foro cuya dirección es:

http://mikelerentxun.mforos.com/27927-mikel-erentxun/

Allí está lo que han dixo y las novedades del viaje, tales como que E. e I. desisten de compartir habitación conmigo. Quería que se supiese pues voy a mantener este post tal cual pero ya ven que la realidad ha cambiado bastante y del viaje no hablaré hasta que vuelva.

Anónimo said...

Zinquirilla:
yo se que cuando vuelvas de San Sebastían vas a traer una idea muy diferente a la que tienes ahora, que debe ser poco menos que la de una ciudad llena de barricadas que en cualquier momento hay que salir corriendo. Para nada es así

Anónimo said...

Por cierto, yo también leo el foro de Mikel y te vas a enterar... vayas la has liado. En ese foro hay gente muy maja y yo lo leo para estar al día de Mikel, pero hay unos cuantos frikis que además van de estupendos que no admiten ninguna crítica y que solo quieren ser protagonistas de la película y tú te los has puesto enfrente...

Suripon said...

No hace falta imaginar una ciudad llena de barricadas. No hay barricadas en ningún sitio de Europa -si se permite la excepción de los alrededores de París recientes- más que en el País Vasco, o Euskadi, aunque solo sea de vez en cuando, aunque solo sea una vez al mes, o al año... A los de allí, a los que viven allí, eso les parece normal, por lo visto. Pues vaya. Igual que les parece normal tener que hablar en voz baja de determinadas cosas, no vaya que te oigan... Pues no, no es normal, ni encontrarte a los kaleborrokeros aunque solo sea los findes, ni aterrorizarse ante ertzaintzas y picoletos armados ante los dientes -va, un poco de equidistancia-, ni tener que hablar de algunas cosas en voz baja. Salid, ved, comparad, y contadlo.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla