My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

viernes, 11 de julio de 2008

Estaré en la piscina

Este finde me ausento -in extensu- de nuevo. Pero quiero compartir con vosotros mis planes. "¿Ya lo has dicho, nop?". Pues sí, efectivamente, estaré en la piscina.



En la piscina.









He planeado una escapada a Dallas (llevo desde julio en Naples) para alojarme en el 1530 de Main Street. Sí, he reservado habitación en el Hotel The Jeule (antes Elan), un ático de los que coronan la torre de 10 pisos que añadieron cuando restauraron el edificio neogótico que en 1927 Greene construyera para el antiguo Banco Nacional de Dallas.

Un edificio que a día de hoy resalta por la espectacular silueta que dibuja el saliente de dos metros y media de una piscina colgante a modo de balcón. Un elemento azul translúcido que rompe la monotonía de moles de cemento y ladrillos del skyline petrolero de la soap opera city por excelencia. Y desde luego un enorme espejo suspendido en el aire desde donde contemplar la la ciudad... mientras buceas.






Lo dicho, no pienso salir de la piscina.

Aunque el antiguo territorio del Virreynato español cuenta con un distrito arquitectónico de cuatro laureados del Pritzker, pero se halla tan cerca de la Plaza Dealey que me da yuyu. Aunque la cocina del hotel te la publicitan de la mano de Charlie Palmer, no deja de ser comida americana, y aún así no me pasaré por Mariano's Hacienda (noo, xD, no menten el nuevo pepero show-congresil que habrá en tierras vascas).

Estaré en la piscina.

Eso sí, en la terraza propia que tiene, para tomar un Margarita tras otro, por mucho Cuke que esté de moda, que me ofrezca mi compañero de ham...


Peligro playero (2): pasar muchas horas al sol provoca insolucinaciones, jajaja.


p.d.: y si me encontrara con toda una selección de fútbol??

7 Comments:

La sonrisa de Hiperión said...

Pedazo de piscina guapa... igual que el blog.
Saludos

maria jesus said...

!Madre mia, que vertigo!, que la disfrutes

Dalia said...

¡Qué pedazo de hotel! Pues te tengo una envidia bárbara, primero por el hotelazo porque la piscina es de morirse de gusto y el resto del hotel no desmerecerá, segundo porque yo no voy a ningún lado y tercero porque mi hermana vive allí y me lo pasé en grande cuando estuve el año pasado visitándola.
Me alegro que te puedas tomar unos días de vacaciones tan estupendos.
Pásalo muy bien.

Dalia said...

Perdona, chata, que se me pone chulo el ordenador y o no me manda los mensajes o los envia varias veces

Palbo said...

Cuento breve:

El hombre entra al negocio porque quiere comprar una mesa. Es una mueblería, pero no antigua. Le ofrecen de varios tipos y modelos, pero el hombre no se decide y se va.

ZINQUIRILLA said...

Gracias a La sonrisa de Hiperión y Palbo por vuestros comentarios y bienvenidos al blog.

y a María Jesús y Dalia por desearme buen baño, jeje.

José Manuel said...

PAra limpiar esta piscina en lugar de utilizar un barrefondo, utilizan un barrealturas...

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla