My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

martes, 16 de octubre de 2007

La dama de fuego

Ha muerto Deborah Kerr. Y una penita me ha entrado recordando a la que fue, de chica, mi actriz favorita. Desde que la vi en aquella foto dedicada a Terenci Moix (la de arriba) y ya me llamaba la atención, la apreciada mezcla de señora y mujer que asomaban en su peinado y la comisura de labios. Además estaba su récord de perdedora de Oscar con un total de 6 nominaciones.


Luego la vi como la recatada Licia en mi peli prefe de de romanos, Quo Vadis, con un Robet Taylor de galán entregadísimo. Y parecía mayor para el papel pero lo hacía tan bien. Como todo lo que hacía. Porque años después la descubrí en la tórrida Karen de De aquí a la eternidad. Aunque ya para entonces, volcaba mi mirada sobre el abismo azabache de los ojos de Montgomery Clift. Curiosamente ella era un año más joven que él y han fallecido en fechás próximas a sus nacimientos.



Ella maduraba a ojos vistas y se divertía como una chiquilla mientras se la disputaban Frank Sinatra y Dean Martin en Divorcio a la americana así como Cary Grant y Robert Mitchum en Página en blanco.

Dicen que fue Grant su mejor paraja a raíz de rodar juntos el melodrama romántico por excelencia y repetidamente actualizado de Tú y yo. Para mí, fue Stewart Granger el que daba la réplica idónea a esta inglesita pelirroja de exquisitos modales y pasiones desatadas como en la aventurera Las minas del Rey Salomón. Además mantuvieron un sonado romance en la vida real (a costa de la insufrible Jean Simmons para más señas).

Finalmente, en la cumbre de su carrera acumulará buenos papeles en sólidas interpretaciones dramáticas. Es la cuenta que tengo pendiente: Días sin vida, Mesas separadas, Tres vidas errantes. Además de la británica Narciso Negro.

5 Comments:

Luisilla said...

Tienes razón, era una actriz como la copa de un pino. Pero siempre nos quedarán sus películas. Gracias por tus comentarios. Un abrazo.

Luisilla said...

De nada wapa, un placer.

Joselu said...

Yo, la interpretación que recuerdo más de ella, más por incultura cinematográfica del cine de su tiempo, fue La noche de la iguana en que interpretaba a una pintora rígida que viajaba con su abuelo poeta. El contraste con Ava Gardner era lo mejor de la película de aquel Richard Burton desnortado batido entre distintas mujeres. Las demás que citas no las recuerdo muy bien aunque las vi en sesiones de la antigua TVE cuando era cadena casi única. Bien por Deborah. Te prometo volver a ver alguna de sus películas.

Eloi BLQ said...

Zinquirilla, vengo de leer tu comentario en el blog de Joselu (Profesor en la secundaria)

no eres rara, es el sistema que es raro, si me permites, pasate por http://jomer.wordpress.com/relatos/
está feo que recomiendo relatos que escribo yo mismo, pero tú comentario está ligado a este relato.

un saludo sincero

ZINQUIRILLA said...

Oh! no puedo hablar de La noche de la iguana (emoticono avergonzaete) ... pues es inédita para mí.
Gracias por vuestros comentarios, me hace ilusión que mi blog empiece a animarse y se lean otras letras que no sean mías :)

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla