My phrasebook

Siempre recibimos cuando damos.

Una canción

viernes, 24 de septiembre de 2010

Vinieron las lluvias

La lluvia golpetea los cristales de un salón en penumbra donde destaca la silueta del sillón que acoge una figura pequeña acurrucada en torno a un libro entre sus manos y pese al aire frío que circula por las callejuelas, ella deja un resquicio de ventana abierta para que se cuele el olor querido a tierra mojada y le haga sentir emociones infantiles de antaño acompasadas por el tic tac del reloj que avanza imparable hasta dar la hora en que se mezclará en el bullicio vivaracho de un café y templar el corazón con las risas de amigos y un buen chocolate.

2 Comments:

Joselu said...

Buena captación de una atmósfera de un día de lluvia con el olor a tierra mojada que llega por el resquicio de la ventana. Son sensaciones cercanas que alguna vez hemos sentido, y, sobre todo, que nos gustaría volver a sentir con regusto a infancia recuperada.

ZINQUIRILLA said...

escribí esta pequeña prosa poética hace mucho tiempo, a raíz de pasar una tarde de domingo lluvioso leyendo como cualquier otro. me gusta la lluvia y este párrafo es mi particular forma de homeanejaer la entrada de mi estación favorita.

Escribo sobre

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

Blog Widget by LinkWithin
 
© MMVII

template by | Zinquirilla